El matrimonio Moreno - Lasso tiene un hijo: Jaime Bayly

REComendados

Asesinado Efraín Ruales por orden de los Bucaram

Efraín Ruales, presentador de Ecuavisa, influencer y participante de varios programas y series de televisión ecuatoriana, resultó tiroteado la mañana del...

La corrupción en Ecuador tiene carnet de discapacidad

Políticos ligados al gobierno de Lenín Moreno, asambleístas y hasta jugadores de fútbol se han visto inmersos en otro...

"Caso Bochornos", Terror al retorno de Correa

Ecuador entró en uno de los capítulos más oscuros de su historia, al utilizar las instituciones administradoras de justicia...

En este mundo existe de todo. Luego, está la aberración que representa Moreno-Lasso. Lo que  empezó como un secreto a voces, una revolcada casual, tal vez sintiendo un poco de vergüenza por la atracción que sentían, se ha ido concretando. Se probaron y se gustaron. Vieron todos los beneficios que se podían entregar el uno al otro.

Su primera aparición en público se da cuando Lasso reconoce el acuerdo de “gobernabilidad” con Moreno. El cuento sigue con la aparición del ministro Martínez en Finanzas, votaciones en la Asamblea donde AP y CREO hacían mayoría, derogaciones de los impuestos que a Guillermo aquejaban y que nunca le ha gustado pagar.

La relación se va robusteciendo con los acercamientos al FMI y pago de la deuda, los despidos masivos, el bloqueo de juicios políticos a los ministros que más los unen. Cada vez se gustaban más.

Recordemos, Lasso-Moreno jugaron peligroso, intentaron posiciones extremas: como eliminar los subsidios a la gasolina. Ahora se dominan más entre cortinas de humo; consiguieron retirar regulaciones a la banca y liberar importaciones de combustibles para privados.

Otro acto de amor, el veto total del presidente al Código de la Salud luego de recibir una carta de su amado diciendo que a él no le agradaba.

No olvidemos lo que le prometió públicamente Lenín a su Lasso. Algún día serás presidente. Y hasta ahora ha hecho todo para cumplirle el mayor capricho al banquero. Se fabricaron y aceleraron juicios y sentencias contra cualquier opositor que pueda competir. Cooptaron todas las instituciones de control. Le dio mayoría en el CNE. Se llenaron de triquiñuelas y pautaron con medios de comunicación.

¿Curioso, no? Dos curuchupas amándose. Entregando su alma al otro. Reconociéndose iguales.  Moreno es Lasso, Lasso es Moreno.

Es escalofriante como cada segundo de esta perturbadora película de terror, ya un matrimonio, ha ido aplanando el terreno electoral, porque los número a Guillermo no le alcanzan.

Ni siquiera con el soporte de su equipo de marketing de 5 millones de dólares encabezado por el dudoso Mauricio De Vengoechea, o los miles invertidos en redes sociales donde solo llama la atención la cantidad de dinero gastado.

A las finales es un banquero de baja carisma, clasista y elitista; con paraísos fiscales y prácticas de acumulación de capital poco claras; además de ser causante de miseria con el feriado bancario. Pero Lenín lo ama, lo acepta y le prometió la presidencia.

Y ahora, con tanta entrega, reparto y amor ha surgido un esperpento. Una abominación que es esencia viva de esta inescrupulosa relación: Jaime Bayly. El controversial presentador de televisión conocido por su posición fascistoide, racista y de extrema derecha.

Como buen hijo, llega a defender a sus engendradores. Tiene la misión de salvar y mantener esta sociedad conyugal en el tiempo. Lo necesitan así, desesperadamente, cada uno de los involucrados y participantes casa adentro.

Cubrir el gasto que representa el nuevo integrante de la familia, no ha sido complicado. Se ponen de acuerdo, como en todo, y lo dividen. Acá empieza otro de los entramados y distorsiones de las que gusta Lasso con sus negocios.

El 70 % de la manutención del bautizado Jaimito Bayly Moreno Lasso es costeado por la panameña Omega Comunications S.A. La empresa domiciliada en el paraíso fiscal, fue creada reciente y  tiene la misma dirección física que Banisi, el banco offshore de Lasso. Sumado que la empresa y su presidenta, Vielka Judith Martínez Lasso, aparecen en la OFAC estadounidense que investiga los activos extranjeros sospechosos.

El restante 30 %  de los honorarios, serán pagados por el canal que lo transmite, por supuesto, él único que permitiría reproducir las  barbaridades del periodista: TC Televisión.

Con razones de sobra, la mayoría del país, los que tienen juicio, no aprueba tan repugnante nexo. Que uno es la continuación del otro, que el segundo significa impunidad para el primero y que juntos, ocasionarán más salvatajes económicos. Esta relación Moreno-Lasso que es excéntrica, lujuriosa y extravagante, nacida de ambición y traición, ya le ha costado suficiente al Ecuador, incluido el engendro de Bayly.

Últimos Artículos

Experto Jorge Acosta: “Basta de seguir con las ilegalidades en la Contraloría”

El funcionario Carlos Riofrío González certificó ser el contralor subrogante de la Contraloría General del Estado, ante la ausencia definitiva de Pablo Celi de...

Asambleísta Curicama irá a prisión por cobro de diezmos

El exprefecto de Chimborazo, Mariano Curicama es culpable por delito de concusión. La sentencia ordena tres años de prisión, pero por principio de favorabilidad...

Renunció ministro de salud tras escandalo de "vacunas VIP"

Renunció ministro de Salud ecuatoriano, Juan Carlos Zevallos. Deja la cartera luego de 11 meses de un largo martirio para el pueblo. Tras ser...

Ríos de sangre en cárceles ecuatorianas: ¿y Lenín Moreno?

Ríos de sangre corren en las cárceles ecuatorianas. Imágenes dantescas y macabras inundaron las redes sociales, donde se observan personas siendo mutiladas y masacradas....

Caos en Ecuador y el presidente concentrado en #MasterChef

El caos en Ecuador de los últimos 4 años se pueden resumir en: desidia, desgobierno, endeudamiento, represión, corrupción, asesinatos, persecución política, descontrol en cárceles;...

Artículos Relacionados

- Advertisement -